Publicado el Deja un comentario

Posturas de Meditación y Bancos de Meditación

Posturas en Banco de MeditaciónLa base de la técnica de la meditación es la postura, sin importar el tipo de meditación que la persona elija la postura es básica para poder llevar a cabo este hábito tan beneficioso. Es importante que elijamos una postura correcta al meditar que nos ayude a concentrarnos y relajar la mente y el cuerpo. Hay una gran variedad de posturas y elegir una dependerá en gran manera de la flexibilidad de cada cuerpo, para esto también se recomienda tener un banco de meditación y hacer más sencillo mantener una misma postura.

Elegir un asiento para meditar

Este asiento puede ser un banco de meditación o un cojín de meditación y este debe ser suficientemente duro para que la persona no se hunda y por ello estos productos están diseñados específicamente para meditar. Alguien puede pensar en comprar cualquier cojín y meditar sobre el pero le resultara muy difícil no hundirse y un banco común y corriente no le brindara la comodidad para tener una postura correcta. Para ello existen los bancos de meditación, los zafus, cojines para meditar y sillas de meditación.

Posición de la espalda

Siempre debe estar recta y alineada con la postura de la cabeza, sin estar tensa sino más bien relajada y ligeramente estirada encontrando un equilibrio de firmeza pero con comodidad.

Postura de meditación con cojín

No debe sentarse en el centro del cojín de meditación sino a un tercio de él, de manera que se pueda colocar las rodillas en el suelo en la postura Seiza. Para lograr estabilidad los glúteos deben estar bien apoyados y también las rodillas, al inicio pueden ayudarse en su posición con las manos. Para esta posición muchos usan en vez de un cojín un zafuton que es mucho más firme y así se puede proteger las piernas.

Para otras posiciones de meditación si es necesario sobre todo tener los pies bien apoyados en el piso y los glúteos nunca por debajo de las rodillas. Cuando se es novato también se suele ocupar mucho los cojines ya que así se puede sentar cómodamente y no necesita tener tanta flexibilidad al sentarse.

Postura de la cabeza al meditar

Debe estar ligeramente inclinada de manera que se sienta relajada y asentada sobre la columna vertebral, la manera de verificar que es la postura correcta es ver que la coronilla quede como la parte más alta de la cabeza, imaginemos que es como si tiraran de nuestra coronilla con un hilo.

Hay muchas otras partes del cuerpo que deben estar acorde a la postura de meditación y que pueden ser pasadas por alto como la lengua. Debe estar suavemente apoyada en el paladar, detrás de los dientes superiores ¿Por qué de esta manera? Según la medicina china manteniendo este gesto unimos dos canales energéticos muy importantes del cuerpo.

Nuestros ojos al meditar. Esto depende de la forma de meditación que haya elegido, ya que en algunas meditaciones los ojos pueden estar abiertos, pero en otras medio abiertos o totalmente cerrados.

Cara de meditación. Suena extraño pero si, nuestro rostro debe estar relajado. Asegúrese de relajar su mandíbula y no apretar los dientes ni labios, a veces cuando estamos tensos lo hacemos inconscientemente.

Postura de las manos al meditar

Esto también dependerá del tipo de meditación que haya elegido, casi siempre se sostienen ambas manos sobre los muslos de las rodillas y por ejemplo en el yoga se hacen mudras. Pero en la meditación tibetana se apoyan ambas manos en el regazo por debajo del ombligo y con palmas hacia arriba, se juntan los pulgares para formar un tipo triangulo y la mano derecha sobre la izquierda. De esta misma manera también se hace en el Zen pero con la mano izquierda sobre la derecha y uniendo pulgares en línea recta.

¿Por qué es importante como colocamos las manos al meditar?

La postura de las manos al meditar nos ayuda a tener equilibrio entra la relajación y la atención. Al estar relajados de manera excesiva los pulgares se separaran y se irán hacia abajo, al tener mucha tensión por no distraerse los pulgares se aprietan y suben.

Postura de loto

Para esta postura se debe estar sentado con las piernas cruzadas. Los empeines de los pies apoyados sobre el muslo contrario, en algunos casos es mejor usar un cojín de meditación para sostener los glúteos.

Postura de medio loto

Es igual a la anterior, pero un solo pie encima del muslo y el otro en el suelo.

Postura Birmana

De piernas cruzadas en el suelo, una pierna delante de la otra. Es una de las posturas más sencillas para meditar y se suele poner un zafu debajo de los glúteos.

Postura seiza

Con esta se usa un banco de meditación para seiza o un zafu alto. El zafuton es para proteger las rodillas.  Al usar un banquito la parte más baja de este es la más cercana al cuerpo y las piernas se meten bajo este.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.